Al pie de las Sierras Grandes, a la vera de ríos y arroyos que bajan desde la cima, este puñado de localidades que forma el Valle de Traslasierra se rodea de algunos de los paisajes más hermosos del país. Aquí se refugia la identidad serrana auténtica de Córdoba, que junto a condiciones climáticas únicas, estimulan la salud y el buen descanso.

Tanto los pequeños pueblos como los de mayor tamaño gozan de la vista inmediata al cordón montañoso. En este escenario nacen los senderos que combinan naturaleza, experiencias y sabores. Un valle para disfrutar lo mejor de la Provincia. Un valle de encuentros genuinos.